Inicio



Cerebro Vs Corazón



 

1) ¿Son dos elementos antagónicos de nuestro Ser encarnado?

2) ¿Tienen que ver con lo que se expresa de los dos Pilares del Alma, la Sabiduría y el Amor?

3) ¿Fue uno primero, antes que el otro?

4) ¿Por qué se dice que "lo Cerebral" rige el Hemisferio izquierdo, y el Corazón el Hemisferio derecho?

5) ¿Tiene uno que ver con el Sistema Nervioso Central de la cabeza y el otro con lo Visceral del tronco? ¿No están presente ambos de alguna manera tanto en lo Visceral como en lo Cerebral?

6) ¿Qué podemos hacer para "hermanarlos"?

7) ¿Se asocia uno más a lo Masculino y el otro a lo Femenino?

Abordemos estas Preguntas para tratar de situarnos en algo tan esencial de nuestra Vida, como es el mundo de nuestras relaciones, primero con nosotros mismos, y luego con los demás, pues la dicotomía que existe en nuestra Mente sobre ambos términos nos tiene distantes y confrontados.


 

1))) ¿Son dos elementos antagónicos de nuestro Ser encarnado?.-

Todo en la vida manifiesta (física) está regido por "dualidades" que hacen posible el desarrollo de la Consciencia gracias al Discernimiento que generan.

El Cuerpo Físico adquiere "vitalidad" gracias a su polaridad "extrafísica" que es el Cuerpo Astral que, acoplándose a cada uno de sus elementos vivenciales (células, órganos, sistemas,…), le posibilitan su desarrollo evolutivo como soporte básico del entramado consciencial.

Esta Dualidad "Cuerpo físico - Cuerpo astral", se complementa igualmente con otra Dualidad, la de "los Sentidos y el Intelecto"; el primero como estructuras de "percepción" o captación de estímulos externos, y el segundo como estructuras de "interpretación" de aquellos.

Con esas dos Dualidades se complementa en lo humano la "Tetrapolaridad" que todo precisa para hacerse "presente" en la Dimensión que llamamos vida terrestre, y que igualmente se da en los niveles de energías, radiaciones, partículas elementales, microcosmos y macrocosmos.

Por tanto, la respuesta a la Pregunta "1" es: Cerebro y Corazón son dos factores complementarios de la manifestación del Ser encarnado.


V O L V E R

 

2))) ¿Tienen que ver con lo que se expresa de los dos Pilares del Alma, la Sabiduría y el Amor?.-

Así como entendemos la importancia de intervenir en los aconteceres de la vida tratando de que estén presentes las opciones de ambos elementos, el desarrollo esencial del Ser tiene como necesidad primordial el logro "aunado" de ambos factores, para dar lugar a que en las intervenciones de uno esté inmerso lo que sería la intervención del otro, lo cual en última instancia genera: "la Sabiduría inmersa en el Amor", y "el Amor inmerso en la Sabiduría", que con palabras más amenas sería "Sabiduría del Amor" y "Amor de la Sabiduría".

Este es el Objetivo último de la Vida manifiesta, de las expresiones que surgen de las emanaciones del Absoluto, que abriendo su abanico de posibilidades en tetrapolaridades, enriquecen la Vida como lo hace el rayo de luz al pasar por el prisma que "rompe" su integridad haciendo surgir la gama de colores (espectro cromático) o energías diferencias en las que está constituida cada individualidad.


V O L V E R

 

3))) ¿Fue uno primero, antes que el otro?.-

En las emanaciones energéticas todo va "apareciendo" paralelamente, es decir, que cada opción va tomando su cause particular; pero el desarrollo de lo Orgánico requiere de procesos escalonados, si bien no dejarán de ser "duales", que, al mismo tiempo, nos irán mostrando el papel que debe ejercer "cada factor" conforme se va desarrollando en el conjunto.

La primera célula (cigoto evolucionado a blastocisto) que va a dar lugar al Cuerpo, se muestra como un único elemento interno, pero con una Dualidad en sí mismo y que son ambas caras de la Membrana que va a dar lugar a todo el entramado corporal.

Cada lateralidad de dicha membrana está bañada por un líquido diferente, que nutre cada factor dual por separado, constituido por la Cavidad Amniótica y el Saco vitelino. La primera baña al lado de la membrana que se constituirá en el Sistema Neural, y el segundo al lado de la membrana que se constituirá en el Sistema Visceral. El primero de esos fluidos será lo que más adelante sea el fluido Sanguíneo, y el fluido segundo constituirá el líquido Cefalorraquídeo que dará lugar a la Linfa.

La Sangre será el fluido orgánico por donde discurrirá la energía Emocional, y la Linfa el fluido por donde discurrirá la energía Racional. Estancamientos del uno o del otro nos informarán de la energía estancada o densificada por deficiente "fluidez".

En el extremo proximal de dicha Membrana surgirá una vesícula por cada lado (punto negro de la figura de la izquierda), las cuales constituirán al Corazón "visceral" y al Corazón "neural". A este último se le llamará Diencéfalo.

Entre medio de ellos y como "recuerdo" de la confluencia de ambas caras de la membrana, surge lo que se desarrollará como Hipófisis, curiosamente la glándula a la que se le da la capacidad de percepción extrasensorial y que está formada por dos lateralidades diferenciadas (pero aunadas), la adeno-hipófisis y la neuro-hipófisis. Vemos en ella la importancia de la confluencia energética de "lo corazón" y "lo cerebral".

Vemos con lo anterior cómo nuestro organismo se fue estructurando en esa bipolaridad que hoy llamamos el mundo Emocional y el mundo Mental (racionalidad); el Sistema Visceral y el Sistema Nervioso Central.

En ese desarrollo diferenciado de cada polaridad de la membrana primera, tras la aparición del paulatino desarrollo de sus respectivos "corazones" (Corazón y Diencéfalo), irán apareciendo los demás elementos de su correspondiente Sistema.

Pero en ello surgirá una curiosa circunstancia, y es que cada uno de esos dos corazones irán siendo "envueltos" por el elemento que al final lo mantendrá como "oculto", para que, según la experiencia que tenemos en lo humano, mantenerlos "callados" y asumir estos otros dos envolventes el papel de "protagonistas de dirección" de la vida del individuo. Se trata de los Pulmones (envuelven al Corazón) y del Telencéfalo (envolvente del Diencéfalo).

Del Telencéfalo decir que es lo que constituye la Corteza cerebral (parte externa y gris del cerebro) y todo el entramado de las neuronas que componen la Sustancia Blanca (neuronas con el cometido de conectar las áreas grises de un mismo hemisferio y también las del contrario). En correcto desarrollo de las neuronas Blancas es lo que posibilita la "interacción" de una lateralidad corporal y la otra (en lo dinámico, visual, etc.), así como también la de los dos hemisferios (aunar lo propio de percepciones y acciones de ambos).

Podemos entender con lo expresado de... cómo Pulmones y Telencéfalo fueron envolviendo a "ambos corazones", el por qué "lo cerebral" tiene la fuerza de "condicionar" las intervenciones del Corazón en nuestra vida, haciéndonos re-considerar lo que de éste nos llegue en esas primeras impresiones que concebimos de una persona, objeto o situación.
Es como si actuaran a modo de "tutores" que precisan intervenir en lo que los corazones sintieran tener que expresar sobre las acciones del individuo encarnado.
Y lo considero bastante justificado si tenemos en cuenta que... el Ser Humano ha solido intervenir (y lo hace en la actualidad) desde sus Emociones. Es decir, que lo más usual del Hemisferio derecho que tanto valoramos para que a su través intervenga el Corazón, es que está regido por Emociones y no por Sentires del Corazón.

Pasemos ahora a analizar cómo se han llegado a "especializar" cada Hemisferio cerebral, si según lo visto hasta ahora, ambos parecen tener análogos entramados neuronales e interacciones entre ellos.


V O L V E R

 

4))) ¿Por qué se dice que "lo Cerebral" rige el Hemisferio izquierdo, y el Corazón el Hemisferio derecho?

Si bien hemos visto cómo lo Visceral tiene una correspondencia con lo Cerebral (Corazón-Diencéfalo y Pulmones-Telencéfalo), lo que abordamos ahora lo confirma y de una manera más amplia, dando razón, al mismo tiempo, a esa "especialización", y que todo tiene que ver con esas dos Vísceras y otras dos más que irán influenciando en cada Hemisferio.

Hemos visto que el Corazón corporal tiene su correspondencia en lo cerebral con el Diencéfalo, área de núcleos esenciales por donde discurre todo el entramado neuronal. Y que los Pulmones tienen su "correspondencia" con el Telencéfalo, donde lo más "conocido y nombrado" es la Corteza cerebral, donde se encuentran las posibilidades del "Intelecto" y razonamiento.

Pero ¿qué ocurre con ese otro par de órganos "protegidos" por la caja torácica (costillas) y que forman parte de las Vísceras "nobles" del cuerpo, como son el Estómago y el Hígado?

La siguiente imagen lo muestra a nivel gráfico:

Así como en el tronco, el Hígado es la víscera esencial para la "organización" del entramado celular orgánico, con la formación de células madres de todo el sistema, en lo cerebral, el Cerebelo, es el órgano encargado de todos los "automatismos" que posibilitan el funcionamiento global de respuestas neuronales. Los respectivos funcionamientos de estos dos órganos están interrelacionados, hasta el punto de que la eficacia del uno es dependiente de la eficacia del otro, y viceversa; uno en lo celular global, y el otro en lo neuronal.

Cercano a estos se encuentran el Estómago en lo Visceral y el Mesencéfalo en lo Cerebral, con un área de por medio donde interactúan ambos: El Duodeno en lo corporal entre el Hígado y el Estómago, y el Puente entre el Cerebelo y el Mesencéfalo.

Hasta aquí todo parece sin trascendencia considerable, salvo la relación entre esas Vísceras del Tronco y esos Órganos cerebrales en lo craneal. Pero hay una condición de "lateralización" que han ido adquiriendo esos 4 Vísceras y que han hecho que cada Lateralidad corporal haya quedado "asociada" a 2 de esas vísceras.

Considerando en lo anterior el que cada Hemisferio cerebral "controla" una Lateralidad corporal, resulta que a lo largo de la filogenia animada (evolución de los cuerpos animados -animal y humano-) esas 4 Vísceras fueron adquiriendo condición diferente, estando en un "principio" como vísceras "únicas centrales" o como vísceras "duales simétricas". Es decir, que el Corazón y el Estómago eran vísceras ubicadas en la verticalidad media del tórax, y tanto los Pulmones como el Hígado eran vísceras con dos lóbulos simétricos, uno a cada lado del tórax.

La imagen que sigue muestra cómo eran en aquel principio y cómo han resultado ser más adelante hasta nuestros días:

Los casos del Hígado y del Estómago son bien claras sus "lateralizaciones", y muy marcada en el Estómago. En el caso del Hígado, el lóbulo izquierdo ha quedado muy considerablemente reducido, siendo de "enorme" tamaño lo situado en la lateralidad derecha respecto de la izquierda.

La siguiente imagen muestra un corte horizontal hecho a la altura de la figura de la derecha, visto desde abajo. Se aprecia bien la lateralidad del Hígado (lado derecho corporal) y el Estómago (lado izquierdo corporal):

En los Pulmones no es tan fácil observarlo, si bien sabemos que el Corazón ha mermado muy considerablemente el lóbulo izquierdo. La foto-radiografía que sigue lo muestra, así como la imagen bajo ella:

Teniendo en cuenta especialmente las lateralizaciones del Estómago (hacia la izquierda corporal) y del Hígado (hacia la derecha corporal), y conociendo qué funciones en el plano de lo psico-físico generan estas vísceras, podemos comprender el por qué de las diferencias de intervención de cada Hemisferio de los que "dependen" y a los que "nutren".

El Estómago es la Víscera de la que dimana el mundo Emocional. El Hígado es responsable de la "organización y estructuración" celular, así como del "filtraje" del fluido Sanguíneo, por donde discurre la energía Emocional. Es decir, que si bien de uno surge lo Emocional, del otro surgen las posibilidades de control de lo Emocional, con el fin de preservar el "orden" de la globalidad.

Esta otra imagen muestra las cuatro Vísceras a un mismo tiempo y cómo están ubicadas en lo corporal:

Los Pulmones, responsables de la activación del córtex cerebral, al tener más incidencia en el hemisferio izquierdo, refuerza lo que fuere la intervención del Hígado en éste, siendo así cómo una intensa respiración "nasal" (se requiere ésta para la activación del córtex) nos ayuda a controlar estados emocionales que estén haciendo acto de presencia en nuestra circunstancia. De igual manera y al estar "combinado" con la influencia hepática, posibilita el Discernimiento ante situaciones específicas.

El Corazón, responsable del mundo de "relación" y del "sentir", comanda más cuando está activado el hemisferio derecho, pero debemos tener presente que lo puramente Emocional tiene mucha fuerza de intervención en esa lateralidad derecha cerebral. Es decir, que no todo puede resultar "oportuno" cuando intervenimos desde el hemisferio derecho, e incluso muy negativo si sólo interviene el Estómago y no el Corazón.
Al final del punto 3 profundizo más en esto de la fuerza de los Emociones en ese hemisferio derecho.

¿Ves, tras todo lo anterior, la trascendencia que tiene saber conducir el estado (y funcionamiento) de las Vísceras y órganos corporales, para poder intervenir con acierto en los estados de la Mente? No olvides: el Cuerpo es el soporte básico de las posibilidades de intervención del Alma en esta dimensión encarnada.


V O L V E R

 

5))) ¿Tiene uno que ver con el Sistema Nervioso Central de la cabeza y el otro con lo Visceral del tronco? ¿No están presente ambos de alguna manera tanto en lo Visceral como en lo Cerebral?

Hemos ido expresando que cada órgano esencial está presente tanto en el Tronco como en el Cerebro. Ambos los contienen, si bien cada cual en sus "modos", como Vísceras en el tronco, y como Órganos en el cerebro.

Por tanto, cuando queremos expresar sobre la intervención "del Corazón", no es correcto referirnos a tal Víscera del tronco, pues en lo cerebral tiene su representación (los núcleos esenciales primarios). Y cuando queremos expresar sobre un "comportamiento cerebral", tampoco es correcto referirnos a "algo" situado en el Cerebro, pues eso "cerebral" surge especialmente de la influencia energética del Hígado en el comportamiento, si bien lo Pulmonar también estará implicado.

En las "situaciones emocionales", podemos observar que hay deficiente respiración, y sobre todo de la "nasal". Sobre esto, hay que saber que respirar intensamente por la boca, estimula en gran medida respuestas emocionales, hasta tal punto que se utiliza en ciertas "terapias" para hacer aflorar estados emocionales "escondidos".

Bloqueos en las fosas nasales nos dificultan la actividad del estudio, y si el bloqueo es persistente, como ocurre en un "marcado" síndrome Down, la activación "racional" será imposible.


V O L V E R

 

6))) ¿Qué podemos hacer para "hermanarlos"?

Hermanar los Hemisferios Cerebrales requiere de que ambos estén suficientemente desarrollados "y existan canales de interacción". El "desarrollo" pasa por una suficiente y eficaz actividad en los órganos, extremidades y sistemas corporales del lado con el que estén relacionados, que en lo "dinámico" (diferente de lo "sensorial", que veremos luego) será con los elementos de su "lado corporal contrario" (relación "contralateral"). Es decir, que la derecha corporal desarrolla el hemisferio izquierdo; y la izquierda corporal el hemisferio derecho.

Pero no ocurre esto con los "Sentidos", que en esta fase de desarrollo humano se relacionan con los hemisferios de su mismo lado (relación "homolateral"). Es decir, que si bien la dinámica del ojo izquierdo depende del hemisferio derecho, la "visión" de ese mimo ojo depende del hemisferio de su mismo lado, el izquierdo. Y lo mismo con los demás sentidos.

Los "canales de interacción entre hemisferios" se crean a partir de dinámicas "contralaterales", es decir, aquellas donde intervienen elementos de una y otra lateralidad combinándose debidamente. El ejemplo más notorio y primordial lo tenemos en el "gateo" de cuando fuimos bebés. Su comienzo es avanzar con las extremidades de un mismo lado (mano-brazo derecho y rodilla-pierna derecha), y luego las del otro lado.

Pero como el avance rápido y más eficaz surge cuando combinamos… brazo derecho y pierna izquierda, y brazo izquierdo y pierna derecha, poco a poco se va haciendo de esta forma, la cual una vez va el bebé cogiendo "velocidad" en tales movimientos contralaterales, se van creando las "neuronas blancas" cerebrales que irán interconectando ambos hemisferios. Los neuronas Grises son creadas por estímulos sensoriales; las Blancas se desarrollan en base a dinámicas corporales.

Un ejemplo claro de falta de Coordinación dinámica y la previa ejercitación del correcto Gateo, lo tenemos en las personas con Estrabismo, en las que la activación de su hemisferio izquierdo, por ejemplo, puede generar una "fuga" acusada del iris del ojo derecho, y es porque el ojo que interviene en ella en ese momento es el izquierdo, sin que el otro tenga los canales neuronales necesarios para "acompañarlo" en sus desplazamientos.

He podido observar también esto en personas muy "racionales" con marcado no desarrollo de sus expresiones emocionales, que al concentrarse en alguna disertación racional, el ojo derecho se le perdía bajo el párpado.

Ejercicios dinámicos en los que mano izquierda toca "con rapidez" el pie derecho al elevarlo por delante del cuerpo, alternándolo cambiando de lateralidades; así como caminar "ligero" siendo consciente de que al avanzar la pierna izquierda, avanza igualmente el brazo derecho, alternándolos debidamente; y si esto mismo lo hacemos al "correr", forzando la compensación del avance de una pierna con el brazo del lado contrario (sin mantener estos quietos o pegados al cuerpo), fortalece la contralaterización corporal y la interacción de hemisferios.

Ejercicios con una cuerda gruesa en cada mano, por ejemplo, haciéndolas girar a un mismo tiempo por los lados del cuerpo y combinando esos movimientos de diversas formas, refuerza la atención combinada de ambos hemisferios (cuidaros de los "golpes" al rostro y otras partes del cuerpo).

Los movimientos de coordinación corporal, para que resulten eficaces, deben hacerse lo más rápidos posibles, si bien haya de comenzarse despacio hasta que se vayan haciendo correctamente. Los movimientos "lentos" los controla la conciencia, y para que se hagan "automáticos", es decir, que sus efectos surjan espontáneamente, deben hacerse con rapidez, sin la necesidad de que intervenga la "atención" para poder hacerlos, aunque si además de rápidos llevamos la conciencia a cómo se combina cada lado con el otro, reforzaremos también la ConSciencia en aquello que hagamos de otros asuntos de la mente.


V O L V E R

 

7))) ¿Se asocia uno más a lo Masculino y el otro a lo Femenino?

Con esos dos términos quiero tratar tanto lo Fisiológico como el Género, pues determinadas características fisiológicas ayudan a clarificar este punto, para no basarnos sólo en "criterios" que siempre estarán influenciados por "subjetividades". Es decir, que la propia Naturaleza debe ser la base de constataciones definitorias si no queremos "filosofar" en niveles de abstracción o de "partidismos" sociales.

En lo Femenino tiene trascendencia lo "Glandular", y en lo Masculino lo "Muscular". Baste observar a la Mujer y al Hombre en su condición anterior torácica. Ella configurada para la nutrición de hijos, y Él para la actividad exterior. Con esto no quiero decir que sólo sean esas dos opciones, pero sí las que marcan gran diferencia en lo anatómico y prevalencia en la acción.

En el Hombre se da la energía Inductiva o de Impulso. En la Mujer la energía Receptiva. En lo fisiológico vemos esto en los órganos generativos, donde en el Hombre es la característica de los espermatozoides ("caminantes"), que han de ser "lanzados" desde el exterior al interior de la anatomía femenina, y por parte de la Mujer "recibirlos" en el Útero para su unión con el Óvulo (en estado receptivo). Los órganos masculinos son "externos" y los femeninos "internos".

En lo Cerebral, las estructuras femeninas son "internas", como especialmente el Diencéfalo, donde reside la Intuición. En lo Masculino son "externas", como especialmente la Corteza cerebral, para el desarrollo de lo Racional. Insisto que ambos, Mujer y Hombre, pueden cultivar la Intuición y la Razón, pero es el signo de mayor diferenciación en cuanto a profundidad y eficacia de cada uno de ellos en tales "facultades".

En lo anterior debemos considerar que si bien en lo "encarnado" el Alma se ha tenido que definir por un Género, en su Ser va cultivando ambos, razón por la cual un Ser expresado en una encarnación como Hombre, puede ser muy intuitivo (si ya cultivó esa opción en vidas anteriores), y si lo fuera como Mujer, considerablemente racional (igualmente si ya lo cultivó), pero no quita que el objetivo de la vida actual sea el potenciar lo propio de su genero "orgánico reciente".

A nivel de Género solemos decir que en la Mujer prevalece el Corazón y en el Hombre la Razón, que en lo orgánico visceral significa una prevalencia de la víscera Corazón en la Mujer y del Hígado en el Hombre. De hecho, podemos comprobar cómo personas muy "sensibles" pueden tener un hígado poco eficiente en sus funciones. En la "drogadicción", donde prevalece lo emocional sobre lo racional, las vísceras que mucho se afectan son precisamente las de inducción racionalizadora, como son el Hígado y los Pulmones, sin verse afectados ni el Estómago (que suele ser de mucha fortaleza funcional) ni el Corazón.

Si bien en las facultades mentales puede haber dificultad "comparativa" en ocasiones, en la actividad Deportiva (lo físico corporal) han solido estar siempre bien de manifiesto las diferencias en los casos "extremos" de ejercitación, en los que el Hombre tiende a manifestar mayor "fuerza" y la Mujer mayor "flexibilidad". Y otro tanto en la Sensibilidad tanto física como sensorial y anímica.

En lo fisiológico, lo propio de la Mujer es la Menstruación, que consiste en la eliminación del fluido Emocional como es la Sangre, con el que se "recicla" su Ser si el proceso es "correcto". En el Hombre, el fluido análogo de "reciclaje" es el Semen, vinculado directamente con elementos del líquido Cefalorraquídeo y Medular, es decir, con la energía Racional.

En la Naturaleza animal, lo femenino atiende los procesos "internos" del Grupo, mientras que lo masculino cuida del entorno.

 


 


V O L V E R

 

Reflexión final

 

Cuidar de nuestros procesos
en nuestro cotidiano andar,
procurando estar alertas
al modo de respirar
y a aquello conque nutrimos
al cuerpo y a los sentidos
para estar en sintonía
con la consciencia de alma
que en lo humano vibra ya,
es principal objetivo
de cada día que vivo,
consciente de ser simiente
de la Nueva Humanidad
que trasciende el paradigma
que rige en la actualidad.

Coherencia con lo que Soy
me ayudará a caminar
dando eficacia a objetivos
que mi alma concibiera.
Debo saber, pues, qué soy
para encarar la verdad
con la conciencia y sentido
que esta encarnación tuviera:
Si ser Hombre o ser Mujer
según me diga observar
el cuerpo que visto y calzo
y no lo que quiera ser
de usanzas y prejuicios
que rompen todo lo humano.

 


 

** SUBIR **

(actualizada el 18 agosto 2021)